La caja del perfume

La caja o envase (packaging) en el que se presenta el perfume es otro de los elementos que han adquirido una importancia decisiva en la composición de la imagen de marca y producto. De hecho, esta segunda «vestidura» de cartón, madera, metal, cuero o plástico, completa y enriquece el perfume en la medida en que realza su originalidad y su condición de artículo de lujo.

La sofisticación puede llevar a que la caja se convierta en un lujoso estuche o en una trabajada cubierta metálica. Al mismo tiempo que las casas de perfumes y los grandes perfumistas recurrían a artistas para el diseño de sus frascos, también propiciaron la adecuada presentación de los mismos, logrando de este modo verdaderos prodigios de lujo y originalidad.
Una de las primeras y más bellas cajas fue la que contuvo el perfume Ilusion, que la casa alemana Dralle lanzó en 1911. El moderno frasco de este «muy exclusivo» perfume iba dentro de una preciosa cesta rectangular de cintas doradas de metal.agua de coloniaBote de hojalata, en lugar del clásico estuche de cartón, diseñado para Jean-Paul Gaultier. El bote hay que abrirlo con un abrelatas.

Artículos relacionados