Nace el glamour

El talento creativo de Lalique, que también dio continente a los perfumes de Roger & Gallet, Rigaud, Forvil, Worth, D’Orsay y Molinard, sirvió para establecer un puente decisivo entre los antiguos artesanos del vidrio y los modernos diseñadores de la era industrial. Así, en la estela de Lalique surgieron los nombres de Armando Rateau, quien creó un frasco de vidrio negro en forma de bola para el Arpége, de Lanvin; Felice Bergaud, quien diseñó para Carón Fleur de Rocaille y Rosa de Noel; Louis Chalón, creador del frasco del Bouquet Nouveau, de Roger & Gallet; Julien Viard y Dephinoix, quienes trabajaron en los estilizados frascos de la firma británica Dubarry, etc. Durante la primera década del siglo XX, las firmas de perfumes comprendieron que un frasco, una etiqueta y una caja bien diseñados eran unos elementos imprescindibles para caracterizar artísticamente sus marcas y, a la vez, llamar la atención de un público cada vez más amplio.

La industria francesa del perfume cobró un rápido auge impulsada por el prestigio de algunos creadores y el interés de no pocos empresarios de otros países, que buscaron en la imagen de Francia el mejor medio de situar sus fragancias. Éste es el caso, por ejemplo, de los perfumistas alemanes, que no sólo establecieron su compañía en París, el año 1908, sino que buscaron para ella un nombre francés. Tal nombre debía darles una imagen de glamour, y la encontraron en un conocido artista y dandi francés llamado Gabriel D’Orsay, quien no sólo dio su nombre a la firma, sino que su retrato sirvió de reclamo publicitario en los envases de los perfumes.

En 1912, D’Orsay presentó su perfume Chypre en un estilizado frasco semiesférico situado dentro de un original estuche de piel de cabritilla. El año anterior, la fábrica de cristales francesa Brosse produjo para Caron un pequeño frasco redondo con tapón negro para el perfume floral Narcisse Noir. El éxito obtenido por el perfume, al que no fue ajeno el diseño de su envase, movió a algunas compañías a copiar el frasco y a Carón a promover acciones legales contra ellas.fraganciasSelección de frascos diseñados por Marie-Claude y Marc Lalique para Nina Ricci.

Artículos relacionados