Todos los modistos tienen su perfume

En los albores del siglo XXI, pocos son los modistos que no tienen o dan su nombre a una línea de perfumería.

Comercializadas directamente por ellos, o por una gran firma del ramo, casi todas las marcas de confección, tanto femeninas como masculinas, lanzan con regularidad fragancias que combinan con el tipo de ropa que producen. Las casas de alta costura suelen fabricar perfumes tipo extracto, de gama alta, en frascos de gran calidad, u eau de toilette, más suaves.

Las marcas de confección suelen producir fragancias más ligeras, florales o cítricas, en frascos de cristal de líneas sencillas y depuradas, y con un envoltorio a juego. Tanto unos como otros acompañan los lanzamientos de sus fragancias con un importante despliegue publicitario.agua de coloniaAnuncio de Anaïs Anaïs, el primer perfume de Cacharel (1978), y todavía hoy uno de los mayores éxitos de la casa.

Artículos relacionados