Adolfo Domínguez

Inició su andadura en el mundo de la moda en 1973, en la ciudad gallega de Orense.

Seis años después presentaba su primera colección bajo el impactante eslogan «La arruga es bella», con el que cosechó un gran éxito y se convirtió, de la noche a la mañana, en el más importante diseñador de prét-á-porter del panorama español.

En 1986 firmó un acuerdo de licencia con la sociedad Myrurgia, cuyos primeros frutos serían las fragancias masculinas Adolfo Domínguez y Agua Fresca de Adolfo Domínguez y la femenina Agua Fresca de Rosas de Adolfo Domínguez.

La exitosa línea de perfumes se amplió en 1998 con una nueva fragancia para hombre, Vetiver, y en 1999 con Alegría, un perfume femenino.perfumesAgua Fresca, una ligera Eau fraîche floral comercializada en 1993 por Adoldo Domínguez.

Artículos relacionados