Kenzo

Kenzo Takada llegó a París en 1969, sin apenas dinero y después de atravesar medio mundo en condiciones bastante penosas, impulsado por la férrea determinación de seguir su vocación de estilista en la capital mundial de la moda. Meses antes había abandonado sus estudios de arte en Tokio, sin sospechar que su nombre iba a quedar asociado para siempre a la irrupción de los modistos japoneses (Miyake, Yamamoto) que marcaría la década de los ochenta. Según la leyenda, una reportera de Elle, que pasaba casualmente por delante del local en que Kenzo ofrecía una precaria exposición de algunos de sus diseños; quedó prendada de la creatividad del desconocido diseñador y lo llevó a la portada de la revista. Sea como fuere; lo cierto es que las prendas floreadas y coloristas de Kenzo se convirtieron muy pronto en una auténtica sensación en todo el mundo. La fructífera relación del diseñador con el mundo de los perfumes se inició en 1988 con el lanzamiento de Kenzo, fragancia desarrollada conjuntamente con el «nariz» François Carón.

Como no podía ser de otro modo, Kenzo participa del aprecio del diseñador por lo floral; y presenta notas variadas de magnolia, ylang ylang; nardo y ciruela. El perfume fue un éxito inmediato y preparó el terreno para ulteriores creaciones como Kenzo pour Homme (1991), Parfum d’Éié (1992), Kashaya (1994) o Jungle, una especie de síntesis de su trayectoria creativa en la que Kenzo combinó magisoralmente influencias orientales y occidentales. Además del componente floral común en todas sus fragancias; otro elemento característico del perfume Kenzo es su presentación, que pone siempre el énfasis en elementos relacionados con la naturaleza, la frescura y la limpidez. No en vano su colaborador habitual en el diseño del packaging es el prestigioso escultor Serge Mansau, artífice de verdaderas obras maestras, como el sugerente frasco en forma de tallo de bambú que encierra los aromas del Kenzo pour Homme.perfumesEl escultor Serge Mansau firma el diseño de este frasco de evocaciones naturalistas para Kenzo pour Homme, la fragancia más conocida de Kenzo, creada por François Caron.

Artículos relacionados