Mila Schön

Como ocurre a menudo en el mundo de la perfumería, Mila Schön, destacada creadora de nuevas fragancias, procede del mundo de la moda, donde había adquirido el renombre suficiente como para que sus dientas le confiaran también la elección de su perfume.

Cuando en 1979 lanzó su primer perfume, que llevaba su nombre, ocupaba ya un lugar destacado entre los grandes creadores de alta costura y prét-á-porter, obtenido en muy poco tiempo desde que en 1958 decidió abrir una sastrería en Milán, sorprendiendo a propios y extraños, porque Mila Schön se había desenvuelto hasta en tonces como una señora más de la alta sociedad milanesa, dedicada sobre todo al cuidado de su familia.

Sus perfumes reflejan el mismo gusto exquisito que había demostrado en el empleo de telas y colores para sus trajes chaqueta, faldas de tubo y trajes pantalón. Si para su primera fragancia, creada en colaboración con la firma de perfumería Morris, escogió las notas orientales y florales, para Mila Schón Uomo (1986) prefirió las notas cítricas y las maderas, un sentido de la exquisitez que ha marcado también sus últimas creaciones, como Mila Schon Haute Couture (1990).perfumeMila Schön, cuyo nombre es en realidad Maria Carmen Nutrizio Schön, se hizo un nombre en el mundo de la moda gracias a un estilo propio que fue bautizado como «a la milanesa».

Artículos relacionados