Van Cleef & Arpels

Puede decirse que en el caso de Albert van Cleef, el fundador de la firma, las joyas formaron parte de su vida desde el primer día: hijo de un destacado importador de piedras preciosas, en 1906 unió su gran capacidad creativa al sentido comercial del hermano de su esposa, Charles Arpels, para abrir una joyería en la Place Vendóme de París.
El éxito no tardó en sonreírles, y la empresa familiar se hizo un nombre entre la más alta sociedad. A medida que iban naciendo filiales en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos, la empresa se preocupó por diversificar sus productos, y así fue como nació su línea de perfumes, señalados desde el comienzo por el espíritu de exclusividad y excelencia que constituye la imagen de marca de Van Cleef & Arpels.
El primer perfume de la marca, First (1976), destacó por la elegancia y sofisticación no sólo del aroma, resultado de emplear los extractos florales más raros y costosos, sino también por el frasco de cristal trabajado a mano. Luego siguieron Van Cleef & Arpéis Homme, Gem, Tsar, Van Cleef y Miss Arpéis, todos ellos encargados a las mejores sociedades perfumistas, entre ellas Givaudan, Takasago y Gaarman & Reimer.perfumesEl diseño del frasco de cristal de First se inspira en un colgante de la colección de joyas de Van Cleef & Arpels.

Artículos relacionados